Alienum phaedrum torquatos nec eu, vis detraxit periculis ex, nihil expetendis in mei. Mei an pericula euripidis, hinc partem.

Sonrisas nació en marzo de 2013 bajo el impulso inicial de seis profesionales chilenos que vieron la necesidad de enfrentar una dura realidad: en Chile cuesta sonreír.

Les asistía la convicción de que la sonrisa de cada persona es una herramienta poderosa de desarrollo humano y progreso social. La capacidad de sonreír activa un conjunto de posibilidades que son claves para la superación de las personas y para hacer un mejor país: empleabilidad, productividad, relaciones sociales, autoestima y la expresión de la felicidad, entre otras. Por contrapartida, quien no puede sonreír se ve mermado en sus posibilidades, afectando la contribución que puede hacer para mejorar su vida, la de su familia y la de Chile en su conjunto.

Los datos eran lapidarios: 4.000.000 de chilenos declaraban que su salud bucal afectaba su calidad de vida, el 70% de los chilenos no tenía acceso real a la atención, a los 6 años un niño del segmento socioeconómico bajo ya tenía 3 veces más daño que un niño de un segmento alto. Sin embargo, ni la sociedad chilena ni el sistema político parecía tener a la vista este problema y el potencial que el país pierde con todas las sonrisas que faltan, especialmente en los más vulnerables.

Así, convencidos de que era necesario impulsar un cambio para que en Chile todos puedan sonreír, dieron los pasos necesarios para crear una Fundación. Desde el primer día se buscó crear una organización muy profesional, a la altura de su desafío. Por ello, realizaron un intensivo proceso de planificación estratégica inicial de la mano de Matrix Consulting, que permitió entender que el cambio que se quiere lograr en Chile requiere actuar en distintos frentes y con un gran sentido de urgencia. 

El trabajo de Sonrisas en estos años ha permitido constatar una y otra vez que la capacidad de sonreír es un factor decisivo para la inclusión social y la superación de la pobreza. Este es el mejor estímulo para seguir adelante con nuestra misión.

“Una sonrisa cambia una vida, muchas transforman un país”.